Y ahora, ¿qué hacemos?

Instrúyanse, porque necesitaremos de toda nuestra inteligencia. Agítense, porque necesitaremos todo nuestro entusiasmo. Organícense, porque necesitaremos de toda nuestra fuerza. Antonio Gramsci

La Universidad que queremos

La fraternidad popular para el rescate de la democracia

Harán falta más que palabras para seducir a la gente que falta. Ha llegado la hora de que “el verbo se haga carne”, porque como dijera el poeta, “hacer es la mejor manera de decir”.

Pi y Margall. Una idea democrática, federal y social de España

Un proyecto que, pese a su fracaso frente a las poderosas resistencias oligárquicas y centralistas, no por ello deja de ser rico de enseñanzas para poder hacerles frente hoy, tanto a escala española como europea, con ilusión y esperanza de éxito.

El reto populista

Los miembros del establishment parecen haber empezado a preocuparse por el potencial de descontento social que hasta ahora habían menospreciado.

Del asalto al cerco: Podemos en la nueva fase

Podemos se ha impregnado mucho de España al tiempo que España se ha podemizado. Este es el camino, siempre de ida y vuelta, de la hegemonía posible.

Por un laicismo republicano en el debate sobre el velo

¿Somos las mujeres esclavas de una estética opresora cuando queremos vernos bellas y seguimos los cánones vigentes?

Por qué una política de memoria

Hace veinte años la memoria no estaba en la agenda de ningún actor político. Ahora, en cambio, forma parte de la rutina informativa de los medios.

LIBERTÉ, EGALITÉ, BEYONCÉ. Ganamos nosotras, gana la gente

En el año 2014 Beyoncé se sube a un escenario en la gala de los MTV Video Music Awards en cuyo imponente fondo se puede leer FEMINIST.

¿“Primero lo de aquí” o “café para todos”?

En el Estado español llevamos siglos instalados en el eterno debate entre el “café para todos” o el “primero lo de aquí” y la dificultad de la construcción histórica de España como lugar de coexistencia plurinacional.

Un país más nuestro

Tras años de retrocesos y desilusión, hoy podemos decir que este tiempo y este país son ya un poco más nuestros, del pueblo.

Marejadas de seguridad en la política internacional

Apostar por otra agenda internacional, una que ponga en el centro, no la seguridad de esa elite global, sino los derechos humanos, la equidad de género, la democracia, y un desarrollo inclusivo y sostenible.

Tejer las conciencias

La sociedad vasca tiene heridas que debe cuidar con cariño y, del mismo modo que una madre sabe en todo momento lo que es mejor para sus hijas, quiero deciros que, como candidata a Lehendakari de Elkarrekin Podemos, soy consciente de que el dolor lo debemos transformar en conciencia de derechos humanos.

Derechos Humanos: enfoque en disputa y herramienta para el cambio social y político

En pleno siglo XXI hemos visto cómo, en una legislatura, los tímidos logros alcanzados en derechos políticos, civiles, sociales, económicos y culturales en las últimas décadas se han esfumado como hojas secas en otoño.

Entrevista a Mark Weisbrot

Mark Weisbrot es codirector del Centro de estudios económicos y políticos (CEPR) en Washington DC y director de Just Foreign Policy.

La Escuela de Salamanca: derechos humanos, libertad republicana y soberanía popular

Los seres humanos, por el hecho de haber nacido, son sujetos de derecho, y toda transgresión de estos derechos fundamentales tiene que considerarse ilegítima, venga de donde venga la transgresión.

Juventud con derechos, mayores con dignidad: hacia un nuevo pacto de solidaridad intergeneracional

La sostenibilidad de las pensiones, uno de los pilares fundamentales de nuestro sistema de bienestar, es sin duda uno de los grandes debates que toca abordar en este nuevo ciclo político.

Sacristán como educador

Por diferentes razones Sacristán supo anudar acción y contemplación en su circunstancia histórica para educar y orientar en el desorden de un mundo sin peso histórico, impulsándose por una voluntad de realismo que nunca era, sin embargo, reconciliación positivista con la realidad dada.

El 26J como fin de ciclo: en torno a la crisis orgánica y la relación entre populismo e instituciones

Podemos ha decidido iniciar una nueva etapa. Su desafío parece estar entre satisfacer a un electorado mayoritario, insatisfecho con la representación pero que no cuestiona de raíz el proyecto de la Transición, y retener a un electorado de izquierda politizado, que vio en la formación morada una impugnación de la Transición.

Y ahora, ¿qué hacemos con la economía española?

Hoy, debiera ser prioritario el estímulo de la economía, incrementando las rentas del trabajo y expandiendo el Estado de bienestar, reorganizando la economía en otras bases y fuentes energéticas, en un proyecto democrático, justo, equitativo, sostenible y eficiente.

El partido como espora

Reprogramar el partido, diseñar un régimen normativo propio, formar una imaginación y hacer una lectura a la ofensiva. Estos podrían ser algunos de los ingredientes con los que cocinar esa “hegemonía en la sociedad”.

Rescate ecológico de España

Resulta incuestionable que lo más importante y prioritario es el rescate de las personas. La crisis se ha cebado con los más desfavorecidos y las políticas de austeridad subsecuentes han incrementado la desigualdad y no han logrado efectos positivos sobre las clases con menor renta.