De un vistazo
7
La revolución de Bernie en el Partido Demócrata
Por Arantza Escudero

C1WBdMfXUAA1sByEl pasado miércoles 4 de Enero pudimos asistir a la conferencia “La revolución de Bernie en el Partido Demócrata” a cargo de Estefanía Veloz, compañera mexicana miembro del equipo de campaña de Sanders en el Estado de California y participante del Movimiento de Regeneración Mexicano (MORENA). El acto estuvo presentado por Abraham Mendieta, miembro del equipo de Argumentario y Discurso de Podemos.

Veloz nos relató como en un contexto en apariencia herméticamente cerrado y completamente copado por el establishment como es el Partido Demócrata, un candidato con un discurso marcadamente rupturista y de impugnación a unas élites como son las estadounidenses que han negado sistemáticamente la posibilidad de la construcción de un proyecto de vida, es reflejo de un momento político que es común en España, en Estados Unidos y en otros países. Nos descubrió la novedad de tener a un candidato a las primarias demócratas tan atípico, por varias razones distintas.

En primer lugar Sanders se atrevió a disputar la nominación aún sabiendo que desde su derrota contra Obama en 2008 aquel puesto tenía el nombre de Hillary Clinton, escrito por quienes hacen política debiendo y concediendo favores. Incluso en esta difícil tesitura, Bernie Sanders concurrió a las primarias y aunque como luego se demostró, el peso de una maquinaria burocrática era demasiado como para soportarlo, movilizó un dispositivo que parecía olvidado en la política norteamericana, la ilusión y el optimismo por un mundo mejor y por una vida que mereciera la pena ser vivida.

Peleó la nominatura con un presupuesto verdaderamente exiguo, una media de 7$ por cada militante que apoyaba su candidatura, en palabras de Veloz, una cifra que si nos atenemos a las grandes sumas de dinero que manejan quienes sí logran llegar a la recta final de la carrera hacia la Casa Blanca demuestra no solo lo humilde la campaña de Sanders, sino que demuestra una hipótesis mucho más reveladora e interesante, también para quienes hacemos política en España. Sanders demostró que la ilusión había cambiado de bando, y que era el dispositivo más útil para hacer política ya que ponía bajo los focos a toda una clase política que había impedido a las grandes mayorías regir sus propios destinos poniendo una vez más de relieve la ya conocida frase de “si no haces política, te la hacen”.
No, Sanders no logró hacerse con la candidatura demócrata para la concurrencia a las presidenciales pero abrió un campo cultural y político tremendamente importante, que estuvimos debatiendo en el turno de preguntas con la ponente. Estefanía Veloz nos explicó que tal vez esa revolución ciudadana que se estaba viviendo dejara de encarnarse en la figura del atípico senador estadounidense, pero que había logrado reconectar a toda una generación con la política nacional estadounidense, una generación que no iba a permitir ser silenciada de nuevo y cuyas demandas tarde o temprano llegarán a la agenda política y que tendrán que ser solventadas de una u otra manera. Y esa vuelta a lo político por parte de una generación que había quedado completamente excluida del proceso de toma de decisiones de sus propias vidas. También reflexionó acerca de que Sanders era el mejor candidato para frenar a Donald Trump, precisamente porque era un candidato ilusionante, no de la resignación y la resistencia como si era percibida Hillary Clinton.

De la conferencia no solo es reseñable el contenido, cargado de reflexiones interesantes que nos pueden inspirar a la hora de establecer una hoja de ruta para generar marcos ganadores en nuestro país, sino precisamente quién era quien lo transmitía. Estefanía Veloz no es solamente una jurista comprometida con los Derechos Humanos, vinculada a luchas indigenistas por la recuperación de la tierra y activista en la frontera entre Tijuana y Estados Unidos. Estefanía también es parte de una generación valiente, que da el paso y se atreve a hacer política, tanto en Estados Unidos como en México, debido a su origen chicano. Fue un auténtico placer y privilegio escuchar a una compañera joven como ella y ver que aunque se enfrenta a muchos problemas que también los conocen las mujeres jóvenes que participan en política aquí en España, también nos ofrece experiencias de lo más interesantes de las cuales esperamos seguir aprendiendo con ella y con muchas más.